Servicio de Cirugía Cardíaca del Gregorio Marañón: Cuarenta años salvando corazones y vidas

 Cirugía Cardiaca Gregorio Marañón

Cuarenta años, 25.000 pacientes y miles de vidas salvadas. Ese es el mejor resumen de la historia del Servicio de Cardiología Cardíaca del Hospital Gregorio Marañón, que es uno de los mejores del planeta, y no lo dicen sólo los pacientes a los que les salvan la vida. Lo reconocen los principales medidores internacionales sanitarios y también los resultados, que son equiparables a los mejores centros mundiales en tres secciones: cirugía de las cardiopatías congénitas, trasplante; asistencia circulatoria y cirugía de cardiopatías adquiridas.

El Hospital Gregorio Marañón fue designado en el año 2011 como centro de referencia del Sistema Nacional de Salud en la asistencia integral de algunas de las especialidades más importantes del corazón, las que precisan grupos humanos y técnicos de gran experiencia y habilidad.

El equipo, que dirige el doctor Ángel González Pinto desde hace ocho años, está formado por 11 cirujanos ayudados por más de un centenar de personas entre enfermeras y auxiliares que tienen el reto diario de salvar corazones, de salvar vidas.

Entre sus hazañas está la de realizar una media al año de 50 cirugías neonatales complejas con circulación extracorpórea en la que el centro sanitario madrileño tiene la mayor experiencia avalados por sus resultados clínicos.

Otra de las marcas de la casa es la cirugía reparadora compleja de la válvula mitral, de la que se han hecho 450 intervenciones desde al año 2008. Esta cifra y los resultados también les ponen en la vanguardia de los centros españoles, con un índice de reparación que roza el cien por cien.